El diccionario de la RAE (Real Academia Española) define a la palabra “restaurar” en su primera acepción a la acción de “Recuperar o recobrar”; y en la segunda:

“Reparar, renovar o volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía”
.

Finalmente, y en relación a las “personas” (sic) este diccionario define a este verbo como: “Volver a un estado de mejoría  después de haber pasado por una situación difícil”.

En relación lo “restaurativo”

Nuevamente la RAE define al adjetivo “Restaurativo” como:

“Que restaura o tiene virtud de restaurar”

Todas estas definiciones hacen referencia a la “recuperar algo que se perdió o modificó “y al desafío de “volver a un estado previo, cuando uno estaba mejor, luego de esa pérdida”

 

Las Neurociencias Restaurativas

 

Dentro del intrincado objetivo de las Neurociencias de desandar e intentar descubrir el funcionamiento de nuestro cerebro humano las “Neurociencias Restaurativas” se ubican entre el grupo de variadas disciplinas que tienen justamente el objetivo de volver a recuperar la funcionalidad (física, emocional o cognitiva) perdida o modificada luego de una lesión del sistema nervioso.

Las Neurociencias Restaurativas incluyen sin ninguna duda a las estrategias de Neuro-rehabilitación física (tanto sea esta motora, de la marcha, balance y equilibrio) como también a la Neurorrehabilitación cognitiva como a la rehabilitación conductual/emocional.

Todo este proceso educativo y activo tiene como finalidad el de restaurar, mejorar, y/o mantener las limitaciones funcionales  ocasionadas por la “triple discapacidad” (Física-cognitiva y conductual) secundarias a enfermedades neurológicas tanto agudas monofásicas (Ataque cerebro vascular, traumatismo encéfalo craneano y medular) como crónicas y potencialmente progresivas (Enfermedad de Parkinson, Distrofias musculares, Esclerosis Múltiple, etc.)

 

 

 
Discapacidad de causa neurológica (La “otra” Pandemia)


La discapacidad en este siglo

 

 • Por los progresos de la medicina y las mejoras en las condiciones sociales en las últimas décadas, se ha producido una mejora en la sobrevida humana, y por lo tanto, un incremento en el porcentaje de la población de edad avanzada y el aumento de la cantidad de personas con discapacidad crónica y/o progresiva. En el año 2050 se espera que en los países industrializados un tercio de la población será mayor de 65 años y habrá en el mundo alrededor de 600 millones de personas con discapacidad

• Las enfermedades crónicas y las secuelas de enfermedades agudas son una verdadera epidemia del siglo XXI y suponen un giro en la asistencia sanitaria ya que las personas incrementan sus necesidades de cuidados para la vida diaria y aparecen en mayor grado las limitaciones funcionales, dependencia y fragilidad.

• Aproximadamente el 20% de la población posee algún criterio de enfermedad crónica.

 

Las enfermedades neurológicas como puerta de entrada a la discapacidad

 

• Estas enfermedades, se han incrementado en las sociedades occidentales en relación con la prolongación de la vida, alcanzando el 45% de la discapacidad por enfermedades crónicas.

• A partir de los 80 años las enfermedades neurológicas suponen más del 50% de los casos de discapacidad

• Entre las 30 enfermedades crónicas que causan una mayor discapacidad 12 son Enfermedades neurológicas

• Estas patologías generan dependencia en autocuidado con una sobrecarga familiar, social, individual y laboral con su correspondiente coste económico que puede llegar a un sexto del gasto total en salud.

 

Las enfermedades neurológicas tanto agudas (ACV, traumatismos) como degenerativas (Parkinson, Alzheimer Esclerosis múltiple) requieren un abordaje diferenciado basado en las características propias y exclusivas del tejido nervioso

El concepto de Neuroplasticidad supone que existe capacidad adaptativa reparadora del daño. Esta plasticidad (que tiene un periodo de tiempo limitado de acción) debe ser adecuadamente estimulada y orientada con programas Neurorrehabilitación (NR) específicos aplicados en tiempo y forma. 

 

 

>Las 5 claves de una Neurorrehabilitación (NR) en la actualidad:

 

1. Abordaje interdisciplinario con Equipo de profesionales experimentado (recursos humanos capacitados)

2. Adecuado y validado sistema de medición para la Evaluación Diagnóstica como para el Reporte de los resultados

3. Incorporación de las estrategias de NR a la atención aguda de las patologías neurológicas

4. Adecuado uso de la tecnología aplicada a la NR (Robótica, Realidad Virtual, Tecnología de información y comunicación (TICs) y Tele-rehabilitación)

5. Sistema integrado de NR. Unidades de NR coordinadas y estratificadas acorde al nivel de complejidad y siempre escuchando y priorizando las necesidades del asistido/a.